martes, 28 de octubre de 2014

Los mejores embajadores de su marca


¿Cuál es la mejor estrategia de social media? La que incluye a los empleados de la organización. Usted contratar al mejor experto del mundo e invertir tiempo y dinero en construir su marca en el mundo cibernético pero si no logra enganchar a sus propios trabajadores, entusiasmarlos para que sumen esfuerzo en el mundo digital a su estrategia de comunicación siempre le va a faltar algo esencial, el alma. Ahora que se lleve en el mundo de la comunicación el tono cálido y desenfadado en las redes sociales se trata de humanizar la marca, de enseñarle a nuestros clientes que da igual que seamos una gran corporación y que coticemos en bolsa: también tenemos nuestro corazoncito y eso solo podemos lograrlo si involucramos a la gente que trabaja con nosotros. Pierda el miedo a que se etiqueten en el trabajo, a que tomen fotos en las oficinas,  a que comenten  el día a día. . Establezca unas pocas normas claras sobre el uso de las redes sociales en horas de trabajo -siempre es necesario- y trate de motivarlos para que participen en la vida virtual de la empresa. Pierda el miedo al Social Media, olvídese de restricciones medievales, tiene en sus manos a los mejores embajadores de la marca: sus propios empleados.

miércoles, 22 de octubre de 2014

Construir la casa por el tejado

 Si usted necesita un servicio ¿A donde acude en busca de información? ¿Hace una búsqueda en las páginas de Facebook o va directo a Google? Posiblemente para la mayoría de nosotros la segunda opción es la más natural: se teclea lo que estamos buscando y nos vamos directo a la página de la empresa que estamos buscando con la esperanza de encontrar toda la información que necesitamos. Probablemente en algunos casos acudamos a Facebook para buscar datos complementarios del producto o leer las reseñas de otros usuarios sobre los servicios que ofrece la empresa.

 En resumen: la web sigue siendo la vitrina de su negocio u organización. Siendo una verdad tan evidente uno se pregunta si no es un poco pérdida de tiempo que tantas empresas e instituciones, grandes y pequeñas, estén invirtiendo tanto tiempo en las redes sociales descuidando por completo su web, incluso me atrevería a decir que un elevado número de negocios con presencia en las redes sociales ni siquiera tienen su propio site, es decir solo existen en el mundo de Mark Zuckerberg, entre otros. ¿Qué pasaría si esta red cerrara? ¿Qué pasa si otra red se pone de moda? Si nuestra empresa tiene vocación internacional, ¿Cómo llegamos a lo usuarios de otros países en los que Facebook tiene pocos usuarios?

Siempre les digo a mis amigos que cualquier estrategia seria de marketing online comienza en con una web bien construida de diseño ágil, intituiva, optimizada (de cara a los buscadores) y actualizada (nada peor para un cibernauta exigente que toparse con un site cuya con noticias que datan del 2005, es como tener una vitrina llena de telarañas). A partir de ahí, y no antes, es que merece la pena invertir esfuerzo y dedicación en todas las redes sociales y mostrar al público que nuestra institución también tiene su corazoncito.